Plantas de apartamentos

Mini orquídeas


Mini orquídeas


Hay muchas variedades de orquídeas en el mercado, todas delicadas. Una variedad es el "mini" y es particularmente adecuado para aquellos que no tienen mucho espacio disponible. Pero aún necesita mucha atención para crecer sano. La versión más extendida, y más recomendada para el cultivo, es la llamada Phalenopsis. la mini orquídeas se les llama así porque, mientras que una orquídea clásica alcanza unos cuarenta centímetros de altura, la versión mini apenas supera los diez. Por lo tanto, son mucho más delicados que las orquídeas clásicas: si pretendemos cultivar una, debemos armarnos de paciencia y atención. Esta es una de las razones por las que es aconsejable comprar una Phalenopsis: será más fácil reconocer si es una orquídea auténtica o no, ya que a menudo se encuentra en venta cruces con otras plantas, que no tienen las mismas características que una orquídea.

Generalidades mini orquídeas



Las mini orquídeas nacieron en Oriente, donde se utilizan para decorar hogares y, como los bonsais, se consideran verdaderas obras de arte.
Los amantes de las orquídeas, y los expertos en el cultivo de estas plantas, tendrán la oportunidad de tratar de cultivar diferentes tipos: de hecho, para cada variedad de orquídea clásica, existe la misma variedad en forma mini. Quien quiera puede dedicarse a estas flores, realizando incluso en casa un pequeño cultivo multicolor. Tenga en cuenta que no todas las variedades de mini orquídeas garantizan la misma probabilidad de éxito, a pesar del cuidado amoroso del propietario.

Repotting



Algunas operaciones son fundamentales para la salud de la mini orquídea: el trasplante es una de ellas. El primer trasplante debe hacerse dentro de unos pocos días de la compra: por lo general, las mini orquídeas se venden en un suelo que no es adecuado para su crecimiento. Por lo tanto, es necesario reemplazarlo lo antes posible, antes de que la planta pueda sufrirlo.
Para llevar a cabo esta operación correctamente, necesitamos un florero, posiblemente transparente: las mini orquídeas, de hecho, realizan la función de la fotosíntesis incluso con las raíces. Por lo tanto, deben tener la posibilidad de absorber la luz solar. El florero transparente también permitirá notar de inmediato un estado de sufrimiento de las raíces, causado por demasiados riegos. También es necesario usar el suelo apropiado para las orquídeas, que se puede comprar en cualquier centro especializado en artículos de jardinería (la misma tienda que le vendió la orquídea podría proporcionarlo).
Proceda retirando la orquídea del florero, cuidando de no romper las raíces; Es posible mojar la tierra unas horas antes para que sea más fácil. Verifique que todas las raíces estén en buenas condiciones: si algunas se ven podridas, córtelas. Sumerja las raíces en un poco de agua en la que se habrá disuelto una solución específica para la prevención de ataques de hongos: esto hará que la planta sea más resistente. Coloque la tierra en la maceta, teniendo cuidado de colocarla en la base de la grava o bolas de arcilla expandida para favorecer el drenaje del agua. Luego arregle la orquídea y cubra bien las raíces con el resto del suelo. Esta operación tendrá que hacerse cada dos años más o menos: con el tiempo, el suelo pierde los nutrientes que necesita la mini orquídea. Sin embargo, si la planta comienza a mostrar molestias causadas por la pudrición de la raíz, el trasplante debe realizarse con urgencia, incluso si no han pasado dos años.

Cuida la mini orquídea



Como ya se mencionó, las mini plantas de orquídeas son muy delicadas: por lo tanto, es necesario seguir algunos consejos al pie de la letra para evitar que la flor sufra. En primer lugar, es necesario prestar mucha atención al riego de la orquídea. Sería mejor usar agua que no sea calcárea (agua del grifo, si es dura, no es buena): la temperatura del agua no debe ser demasiado fría. Al regar la orquídea, es necesario dejar que el agua fluya, para no crear estancamientos que puedan pudrir las raíces (matando a la planta): por esta razón, el drenaje en el fondo del florero es esencial. Las mini orquídeas necesitan un ambiente brillante, pero no deben colocarse bajo la luz solar directa. Por lo tanto, es aconsejable colocarlos en una habitación con ventanas, para que las plantas puedan tener la luz natural que necesitan. El clima debe ser templado durante todo el año: la orquídea no debe sufrir el frío y no debe exponerse en habitaciones donde haya corrientes de aire. Sin embargo, no debe colocarse demasiado cerca de radiadores u otras fuentes de calor. Durante el período de floración, es posible ayudar a la planta con un fertilizante líquido, que se puede disolver en el agua de riego: se recomienda mantener el suelo en el florero siempre húmedo, para que la orquídea tenga el clima que necesitaría. en la naturaleza Tenga en cuenta que las mini orquídeas tienen menos espacio para las reservas de agua: es por eso que el riego debe ser frecuente.